La Élite Parlamentaria de Brasil: Las Bases de Reclutamiento Político

Laycer Tomaz/Câmara dos Deputados

La Élite Parlamentaria de Brasil: Las Bases de Reclutamiento Político

Riberti de Almeida Felisbino

publicado em 01/08/2009 como <www.partes.com.br/politica/eliteparlamentaria.asp>

Resumen

El objetivo de este artículo es identificar y analizar, durante el período de 1995-2002, las características sociopolíticas de los miembros pertenecientes a la élite parlamentaria de la Cámara de los Diputados de Brasil. Estos miembros ocupan los principales puestos, desempeñan importantes actividades y ejercen influencia en las principales decisiones en el interior de la casa Legislativa. Los resultados de los datos indican una uniformidad de las características sociopolíticas en el interior de la élite. El procedimiento metodológico consistió en el analisis de los datos cuantitativos y cualitativos.

Palabras clave: Cámara de los Diputados, élite parlamentaria, diputado federal, reclutamiento, sociopolítico.

Abstract

The main objective of this paper is to identify and to analyze, for the period of 1995-2002, the sociopolitical characteristics of the members of these parliamentary elite of the Chamber of Deputies. The members of this select group occupy the main key-positions, carry out important activities and have influence on the main decisions of the Chamber of Deputies. The results of the data indicate a uniformity of the sociopolitical characteristics in the interior of the elite. The methodological procedure used involved the analysis of qualitative and quantitative data.

Key words: Chamber of Deputies, parliamentary elite, federal deputy, recruitment, sociopolitical.

Introducción

La probabilidad de que el partido del presidente de la República obtenga la mayoría en las importantes votaciones legislativas es bajísima, entonces el gobierno utiliza algunos recursos para organizar “(…) sua base de sustentação através da distribuição de postos na estrutura do Executivo e verbas orçamentárias aos grandes partidos, e estes garantem os votos necesarios à aprovação do programa de governo” (SANTOS, 2003, p. 91). Un ejemplo del uso de estos recursos se observa en las reformas ministeriales, donde el presidente de la República distribuye puestos en el primer y segundo escalón para los partidos que estén dispuestos a apoyar las iniciativas del Ejecutivo (PEREIRA y MUELLER, 2002).

Estas practicas establecerían un sistema de cooperación mutuo entre el partido y el poder Ejecutivo, o sea, el partido apoyaría las iniciativas del presidente de la República, en cambio el Ejecutivo da lo que él necesita para obtener exito en las próximas elecciones. Este proceso de interacción entre Ejecutivo y Legislativo es conocido por los politólogos brasileños de presidencialismo de coalición. Es importante decir que esta interacción de estos poderes es problemática, pues puede crear crisis institucionales y los partidos deben trabajar para evitar cualquer inestabilidad.

En el presidencialismo de coalición, las actividades desempeñadas por los diputados pertenecientes a la élite parlamentaria en el interior de la Cámara de los Diputados no pueden ser ignoradas por el jefe del poder Ejecutivo y ni por los otros legisladores, pues estos parlamentares son muy importantes para el sistema de goberno. Ellos son esenciales para mantener el presidencialismo, pues estos diputados ocupan los principales puestos, desempeñan importantes actividades y ejercen influencia en las principales decisiones de la Cámara de los Diputados. También esta casa Legislativa es un reflejo de las características sociopolíticas de los miembros de la élite parlamentaria, pues estos políticos diseñan y operan las instituciones, esto significa decir que ellas (las instituciones) son lo que son debido a las características sociales y políticas de las personas que las integran.

Entonces, ¿quién representa la élite parlamentaria? y ¿cuales son las características sociopolíticas de los miembros de esa élite? El objetivo de este artículo es identificar y discutir las características sociopolíticas de los diputados miembros pertenecientes a la élite parlamentaria de la Cámara de los Diputados para conocer las bases de reclutamiento de este grupo. Para contestar las preguntas, este artículo se concentró en el período de 1995-2002, que corresponde a los dos gobiernos de Fernando Henrique Cardoso y a las dos Legislaturas la 50° (1995-1999) y la 51° (1999-2003) de la Cámara de los Diputados.

Es importante recordar que el sustantivo femenino élite provén de la palabra francesa élite que, por su vez, procede del latín eligere y se refiere al “que há de melhor em uma sociedade ou num grupo (…)” y, lo más importante, a la “minoria prestigiada e dominante no grupo, constituída de indivíduos mais aptos e/ou mais poderosos” (NOVO DICIONÁRIO AURÉLIO, 2004). Esta definición presentada en el diccionario de lengua portuguesa revela el sentido amplio de esta palabra y además se refiere a cualquier grupo que ocupa posiciones estratégicas en la sociedad. En este artículo la élite parlamentaria es un pequeño grupo de personas que presenta algunas habilidades o privilegios que les posibiliten el derecho de coordinar y decidir por los otros miembros de la institución.

Con el objetivo de contribuir con los estudios sobre la élite parlamentaria, el texto está así ordenado: en la primera sección, se tratará de la selección de los miembros de esa élite; en la segunda sección, se discutirá si el miembro pertenece o no a una familia con tradición política y algunas características sociopolíticas, tales como: el sexo, edad, escolaridad, ocupación profesional y Estado en que fue electo; y, en la última sección, es la conclusión.

La selección de los miembros de la élite

Para conocer los miembros de esta élite en el período de 1995-2002, se recurre a una investigación desarrollada anualmente, desde 1994, por el Departamento Intersindical de Assessoria Parlamentar (DIAP) y es conocida como los Os cabeças do Congresso Nacional. Esta investigación identifica a cada año los 100 parlamentares, clasificando sus habilidades, que ejercen mayor influencia, que deciden y sustentan las decisiones en el Congreso Nacional. En esta investigación, los cabezas son aquellos parlamentares “(…) que, dispondo de determinados recursos de poder, exercem influência terminante nas principais decisões do Congresso Nacional e do Estado, interferindo de maneira decisiva nos rumos da sociedade” (MESSENBERG, 2002, p. 16). En resumen, son parlamentares que desempeñan importantes tareas en la conducción del proceso legislativo y ejercen influencia en las principales decisiones en el interior del poder Legislativo.

En el período de 1995-2002 fueron clasificados 596 diputados como los cabezas de la Cámara de los Diputados, que corresponde a un promedio de 75 parlamentares por año. De los 596 parlamentares, solamente 56 diputados hicieron parte de la muestra. Los 56 diputados no fueron elegidos intencionalmente, sino pasaron por dos criterios de selección. Fueron eliminados los diputados que sólo fueron clasificados una vez y aquellos que no fueron clasificados por tres o cuatro años consecutivos en la misma Legislatura. Fue considerado miembros de la élite sólo aquellos parlamentares que fueron por tres o cuatro años clasificados en la misma Legislatura como uno de los cabezas de la Cámara de los Diputados. Con el primer criterio fueron seleccionado 84 diputados y ellos pasaron por otra selección. De los 84 parlamentares seleccionados sólo fueron considerados miembros de esta élite 56 diputados, pues ellos fueron electos o reelectos en las elecciones generales de 1994 y reelectos en la disputa electoral de 1998. Los 56 miembros de la élite parlamentaria están distribuidos en nueve partidos: PSDB (11 casos), PT (10), PFL (nueve), PMDB (siete), PPB (nueve), PC do B (cinco), PSB (dos), PTB (dos) y PDT (uno).

Las características sociopolíticas: los datos de background

Las características sociopolíticas de la vida de los políticos son fundamentales para el estudio de las élites. Estas características, por ejemplo, la familia, sexo, edad, estudio, ocupación profesional, natural de, donde vive, donde nació, donde murió, Estado electoral, bienes patrimoniales, estatus social, religión que practica etc, son importantes para los estudios de reclutamiento político. Ellas también ayudan a construir un perfil de los miembros pertenecientes a las élites.

La primera característica que merece destaque se refiere al hecho de pertenecer o no a una familia con tradición política. De los 56 diputados, 19,6% de los miembros de la élite son descendientes de familias con tradición política, o sea, los miembros de estas familias ascendieron y se volvieron importantes políticos de sus Estados. Los 11 parlamentares están distribuidos en cuatro partidos: cuatro en el PFL, cuatro en el PMDB, dos en el PSDB y un caso en el PSB. Estas familias viven en Pernambuco (dos casos), Minas Gerais (uno), Piauí (uno), Bahia (uno), Amazonas (uno), Espírito Santo (uno), Paraná (uno), Rio Grande do Sul (uno) y Rio Grande do Norte (uno). Padres, primos, abuelos (paternos o maternos), hermanos, suegro y cuñado fueron los miembros de las familias que actuaron en la política, pero los padres y abuelos fueron los que más participaron. Los puestos ejercidos por ellos fueron: de presidente de la República, gobernador, senador, diputado federal, diputado estadual, alcalde, vereador, primer-ministro, ministros de Estado, embajador, secretarios e interventores.

La élite parlamentaria en el período de 1995-2002 es una reproducción de una institución en que predomina los hombres, o sea, 94,6% son hombres y solamente 5,4% son mujeres. Es importante decir que para disminuir la participación de las mujeres en las disputas legislativas, los políticos de Brasil están probando, desde 1995, un sistema de cupo para mujeres y los resultados son satisfactorios.

Ya el análisis de la distribución de los miembros de la élite por edad muestra que, en el período de 1995-2002, 57,1% tenían edad entre 40 a 49 años. Se constata que 76,7% están entre 40 a 59 años, mientras que 10,7% tienen 60 años o más y sumando estos porcentajes tenemos que 87,4% están entre los que tienen 40 a 60 años o más, o sea, se nota un envejecimiento de los miembros de la élite parlamentaria. El alto porcentaje entre los que tienen 40 a 59 años, que corresponde a 76,7%, puede revelar que el reclutamiento político dentro y fuera de la élite parlamentaria se concentra en este rango de edad.

En las elecciones generales de 2006, de los 19.166 candidatos que disputaron un puesto para Cámara de los Diputados, 16.492 candidatos hombres tenían entre 45 a 59 años de edad, mientras que 2.674 mujeres estaban en el mismo rango de edad. De los 513 diputados electos en esa disputa electoral, 52,4% tenían entre 45 a 59 años y 21,8% tenían 60 anos o más, o sea, 74,2% de los parlamentares de la 53° Legislatura (2007-2011) se concentran entre los que tenían 45 a 60 años o más. Comparando estos datos con los disponibles para el período de 1995-2002, se observa que la élite parlamentaria es una reproducción de un poder Legislativo en que predomina los diputados que tienen entre 40 a 59 años. En el interior de la élite, el PT y PSDB fueron los partidos que más concentraron miembros en el rango de 40 a 59 años de edad, nueve parlamentares cada partido; después vienen el PFL, PMDB, PPB, PC do B, PTB, PDT y PSB, con ocho, cinco, cinco, tres, dos, uno y un caso del total, respectivamente. Es importante destacar que este perfil de edad de los miembros de la élite parlamentaria es semejante al que se verifica entre los parlamentares portugueses a lo largo de la Constituyente a la VIII Legislatura (FREIRE, 2001).

Antes de presentar y discutir los datos sobre la escolaridad de los miembros de la élite se debe destacar que en Brasil, entre los años de 1991 y 2000, la tasa de analfabetismo de personas de 15 años o más de edad disminuyó de 20,1% para 13,6%. En 2002, este porcentaje siguió bajando y fue para 11,8%, pero 14,6 millones de brasileños aún eran analfabetos. Sin embargo, a pesar de esta disminución del analfabetismo, en Brasil, en 2002, había 32,1 millones de analfabetos funcionales, o sea, son personas que tienen menos de cuatro años de estudios completos. Es importante decir, que en la región Suroeste, en 2002, 19,6% de la población de 15 años o más de edad eran analfabetos funcionales, después vienen las regiones del Noreste, Norte y Sur con, respectivamente, 40,8%, 24,7% y 19,7% del total. Los datos sobre la escolaridad de la mayoría de los diputados, sobretodo de los legisladores pertenecientes a la élite parlamentaria, revelan un elitismo en la formación educacional superior en Brasil.

La mayoría de los miembros de este distinto grupo tenía diploma de curso universitario. Messenberg (2002) al analizar los miembros de la élite parlamentaria del Congreso Nacional brasileño identificó, en el período de 1987-1995, que 89,4% tenían un curso universitario. Recientemente, Messenberg (2006) descubrió, entre los años de 1995 y 2004, que la mayoría de los miembros de la élite, que corresponde a 88,9%, tenía diploma de curso universitario. En el período de 1995-2002, 34 miembros de la élite terminaron los estudios universitarios y nueve parlamentares hicieron por lo menos un curso de post grado, mientras que siete legisladores no concluyeron el curso universitario y solamente un parlamentar no terminó el curso de post-grado. No había miembros solamente con la primaria, pero cinco diputados habían terminado la secundaria. Es importante resaltar que la escolaridad de los miembros de la élite parlamentaria es semejante a la que se verifica en otros países. En 1990, 77,0% dos parlamentares alemanes tenían un curso universitario, mientras que en Nueva Zelanda, Reino Unido, Canadá, Finlandia y Holanda, este porcentaje fue, respectivamente, de 70,0%, 69,0%, 68,0%, 63,0% y 60,0% (FREIRE, 2001).

Todos los partidos pertenecientes a la élite parlamentaria tuvieron miembros que completaron el estudio universitario. Ya el PPB, PMDB, PSDB y PFL fueron los partidos que más tuvieron parlamentares con diploma de curso universitario, con siete, seis, seis y cinco casos del total, respectivamente; después vienen el PT, PSB, PTB, PP, PC do B y PDT, con, respectivamente, dos, dos, dos, dos, uno y un caso del total. Los partidos que tuvieron parlamentares que hicieron por lo menos un curso de post-grado fueron el PSDB, PFL, PT, PMDB y PC do B, con cuatro, dos, uno, uno y un caso del total, respectivamente. El PT fue el único partido de la élite que tuvo parlamentares que sólo terminaron la secundaria.

La distribución de la escolaridad va a reflejar en la ocupación profesional de los miembros pertenecientes a este distinto grupo parlamentario. Algunos diputados revelaron más de una profesión, pero sólo fue considerada la primera profesión mencionada por ellos. Estos profesiones fueron reunidas en ocho categorías: 1) empresarios urbanos, 2) empresarios rurales, 3) profesionales liberales, 4) profesionales intelectuales, 5) funcionarios públicos, 6) profesionales de la comunicación, 7) profesionales de la docencia y 8) profesionales manuales. En el período de 1995-2002, más de la mitad de los miembros de esta élite (31 casos) son profesionales liberales. Los otros parlamentares están distribuidos en las otras categorías: profesionales manuales, profesionales de la comunicación, profesionales de la docencia, funcionarios públicos, empresarios rurales, profesionales intelectuales y empresarios urbanos, con siete, cinco, cuatro, tres, tres, dos y un caso del total, respectivamente.

Las profesiones mencionadas por los diputados fueron: abogado, economista, médico, ingeniero, profesor, pecuario, funcionario público, dentista y metalúrgico, con 10, siete, seis, cinco, cuatro, tres, tres, dos y dos casos del total, respectivamente; y las otras profesiones (contable, sociólogo, diplomático, petrolero, empresario, técnico en agrícola, técnico en manutención, técnico en arte gráfica y técnico en telecomunicación) presentan un caso cada. Estas informaciones sobre las profesiones exhiben un número muy grande de políticos del estatus social de la alta sociedad, mientras que aquellos que vinieron del bajo estatus social son poco representados.

Todos los partidos tienen miembros en la categoría profesionales liberales. El PSDB, PFL, PMDB y PPB se concentran en la categoría profesionales liberales, con nueve, seis, cinco y cinco casos del total, respectivamente; acompañando por el PC do B, PSB, PT y PTB, respectivamente, con dos, dos, uno y un caso del total. El único empresario urbano está en el PTB y los tres empresarios rurales están en el PFL, PMDB y PPB. De los siete profesionales manuales, seis casos están en el PT. En esta categoría están los metalúrgicos, petroleros, técnicos en manutención, entre otras profesiones manuales que, por su vez, revela que la base de reclutamiento político del PT aún está en los trabajadores de las industrias.

El destaque de estos datos es que en la categoría profesionales liberales se concentra, cuando se compara con las otras profesiones, un número muy grande de abogados. Cuanto a esta profesión, Max Weber, en su importante trabajo sobre el parlamento y el gobierno en Alemania, ya alertaba para el predominio y la importancia de los abogados en la vida política de la sociedad contemporánea. Se cree que el predominio de parlamentares con curso de Derecho en el interior del poder Legislativo es una necesidad de la institución. Todas las actividades desempeñadas por los parlamentares en el interior de la casa Legislativa necesitan estar de acuerdo con los preceptos jurídicos y para esto los legisladores necesitan tener buenos conocimientos de las normas jurídicas.

Presentado la distribución del sexo, edad, escolaridad, ocupación profesional en el interior de la élite parlamentaria, ahora vamos a discutir el Estado en que el diputado fue electo ¿Cómo los Estados están distribuidos en el interior de este grupo? Antes de contestar esta pregunta se debe destacar que en Brasil los Estados están representados en la Cámara de los Diputados y la actual Constitución Federal, art. 45, § 1º, determina que el número total de diputados sea proporcional a la población, con un mínimo de ocho y máximo de 70 parlamentares. Con esta regla constitucional, hoy la Cámara de los Diputados es compuesta por 513 parlamentares, pero desde 1890, con excepción del año de 1970, vienen aumentando el número de escaños en esa casa: 1890 (205 escaños), 1894 (212), 1933 (214), 1945 (286), 1953 (326), 1962 (404), 1970 (293), 1974 (364), 1978 (420), 1982 (479), 1986 (487), 1990 (503) y hoy (513) (RODRIGUES, 2006).

Este aumento de escaños no acompañó el crecimiento poblacional, o sea, la distribución de los escaños en la Cámara de los Diputados es desproporcional. La proporcionalidad en la representación política es un tema importante para aquellos que estudian los sistemas electoral y partidario. En las discusiones de la reforma política de Brasil, este tema está siempre en la agenda y las discusiones se concentran en la distribución representativa de los Estados dentro de la Cámara de los Diputados. Muchos estudiosos y hasta los mismos políticos critican la regla de la proporcionalidad, pues se crea una desigualdad en el voto de los electores cuando van a elegir sus diputados, por ejemplo, el voto del elector acreano no es igual al del paulista. Los que creen en la representación proporcional defienden el principio ‘una persona, un voto’, o sea, todos los votos tienen el mismo peso.

Para identificar la sobre o subrepresentación de las regiones brasileñas el cálculo es sencillo: se divide el número total de habitantes del país por el número total de parlamentares de la Cámara de los Diputados. Hecho esto, después se divide la población de cada región por el resultado de esta división. Por ejemplo: en el primer día de julio de 2006, Brasil tenía una población de 186.770.562 habitantes, entonces, 186.770.562/513=364.075, este valor significa que un escaño en la Cámara de los Diputados corresponde a la 364.075 habitantes. En este mismo día, la región Suroeste tenía una población de 795.610.95 habitantes, entonces, 795.610.95/364.075=218, esto significa que la región Suroeste debería ocupar 218 escaños en la Cámara de los Diputados. Después de hacer estos cálculos, es necesario solamente restar el valor actual de representatividad por el valor real encontrado, entonces, 179-218=-39, esta región tiene un déficit de 39 escaños.

Dicho esto, se observa en el Cuadro 1 que las regiones del Norte, Noreste, Centro-Oeste y Sur fueron sobrerepresentadas en el período de 1966-2006, pero la región Norte fue la que más aumento su representación en la Cámara de los Diputados, con + 2,4. El destaque de este cuadro es que la región Suroeste siempre fue subrepresentada, presentando una desproporcionalidad en este período de – 6,3. En el año de 2006, los más perjudicados aún fueron los Estados de la región Suroeste y los más beneficiados fueron los Estados de la región Norte.

Cuadro 1

Sobrerepresentación versus subrepresentación

Brasil, 1966-2006

 

Años

Suroeste

Noroeste

Norte

Centro-Oeste

Sur

1966

– 4,7

+ 2,3

+ 2,8

+ 0,3

– 0,7

1970

– 3,1

– 1,2

+ 1,9

0,0

+ 2,3

1974

– 5,7

– 0,6

+ 1,5

+ 0,5

+ 4,3

1978

– 6,1

+ 0,6

+ 2,0

+ 0,3

+ 3,2

1982

– 8,1

+ 1,9

+ 4,7

+ 0,3

+ 1,3

1986

– 8,5

+ 1,8

+ 4,4

+ 2,1

+ 0,3

1990

– 9,1

+ 1,1

+ 6,1

+ 1,8

+ 0,2

1994

– 7,7

+ 0,7

+ 5,6

+ 1,5

+ 0,1

2006

– 3,9

+ 1,0

+ 2,4

+ 0,5

+ 0,2

 

Fuente: 1966-1994, Soares y Lourenço (2002) y 2006, Felisbino (2007).

De las cinco regiones brasileñas, los parlamentares de la región Suroeste dominaron la élite parlamentaria de la Cámara de los Diputados, con 50,0% del total; después vienen el Noreste, Sur, Norte y Centro-Oeste, con 23,2%, 14,3%, 7,2% y 5,4% del total, respectivamente. Todos los partidos pertenecientes a la élite parlamentaria tienen por lo menos un diputado en la región Suroeste. El PSDB y PT fueron los partidos que más tuvieron parlamentares en esta región, respectivamente, con ocho y seis casos del total. Es importante destacar que el PSDB y PT mantienen profundas raíces en la región Suroeste, esto significa que la base de reclutamiento político de estos partidos está en esta región. Después de estos partidos vienen, respectivamente, el PPB, PC do B, PFL, PMDB, PSB, PTB y PDT, con cuatro, tres, dos, dos, uno, uno y un caso del total. PFL fue el partido que más tiene miembros en la región Noreste, con cinco casos del total; acompañado por el PMDB, PT, PPB, PC do B y PSB, con tres, dos, uno, uno y un caso del total, respectivamente. Los diputados del Estado de São Paulo dominaron el interior de la élite, con 26,8% do total; después vienen los Estados de Minas Gerais, Bahia, Rio de Janeiro y Rio Grande do Sul, con 12,5%, 10,6%, 8,9% y 8,9% del total, respectivamente. Ya Mato Grosso, Piauí, Paraíba, Espírito Santo, Goiás, Distrito Federal, Ceará y Santa Catarina presentan una pequeña representación en el interior de ese grupo, con un caso cada Estado. En el Estado São Paulo se observa que seis parlamentares son del partido del PSDB; después vienen el PT, PPB, PTB, PC do B y PMDB, con cuatro, dos, uno, uno y un caso del total, respectivamente.

Conclusión

Scott P. Mainwaring ressalta que la tarea de comprender el sistema político brasileño es más difícil se nosotros no damos una atención a los miembros de la élite política. En este artículo se dio una atención especial a los miembros pertenecientes a la élite parlamentaria de la Cámara de los Diputados en el período de 1995 2002. Sus actividades son importantes para mantener el presidencialismo de coalición en funcionamiento, pues ellos ocupan los principales puestos, desempeñan importantes actividades y ejercen influencia en las principales decisiones en el interior de la Cámara de los Diputados. Además ellos definen la agenda legislativa, formulan, articulan decisivamente en los bastidores y forman opinión.

Con los resultados y las discusiones se puede trazar los rasgos característicos del miembro de la élite parlamentaria: hombre con edad entre 40 a 59 años, familia sin experiencia en la vida política, con diploma universitario, dice ser abogado, vive en la región Suroeste y en el Estado de São Paulo. También es miembro de partido de derecha, el primer puesto electivo fue de diputado federal, desempeño varias actividades de liderazgo, mostró ser fiel a las directrices del su partido, fue reelecto en la disputa electoral de 1998, presentó una baja producción de leyes y tiene un patrimonio de 500 mil a 2 millones de Reales.

El punto de discusión de interés de este artículo fue las características sociopolíticas de los miembros de la élite parlamentaria de la Cámara de los Diputados de Brasil para identificar las bases de reclutamiento político de los legisladores. Se ofreció una descripción de estas caracterísitcas y ellas presentaran una uniformidad sociopolítica en el interior de la élite parlamentaria. También se constató que algunas características sociopolitícas de los diputados pertenecientes a ese grupo es semejante a la que se verifica en otros países estudiados por André Freire.

Bibliografía

FELISBINO, Riberti de Almeida. Origem social, perfil de carreira e patrimônio: um estudo da élite parlamentar da Câmara dos Deputados nos governos de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), en Tesis de Doctorado, Universidade Federal de São Carlos, 2007.

FREIRE, André. Recrutamento parlamentar: os deputados portugueses da Constituinte à VIII Legislatura, En <http://www.stape.pt/public/sociolel.htm>, Lisboa, 2001.

MAINWARING, Scott P. Sistemas partidários em novas democracias: o caso do Brasil, FGV/Mercado Aberto, Rio de Janeiro/Rio Grande do Sul, 2003.

MESSENBERG, Débora. A élite parlamentar brasileira (1989-2004), en 30° Encontro Anual da ANPOCS, Caxambu, 2006.

__________________. A élite parlamentar do pós-constituinte: atores e práticas, Brasiliense, São Paulo, 2002.

NOVO DICIONÁRIO AURÉLIO. Versión electrónica, 2004.

PEREIRA, Carlos y MUELLER, Bernardo. “Comportamento estratégico em presidencialismo de coalizão: as relações entre Executivo-Legislativo na elaboração do orçamento brasileiro”, En Revista DADOS, vol. 45, Rio de Janeiro, p. 265-301, 2002.

SANTOS, Fabiano. O poder Legislativo no presidencialismo de coalizão, UFMG/IUPERJ, Belo Horizonte/Rio de Janeiro, 2003.

RODRIGUES, Fernando. Políticos do Brasil: uma investigação sobre o patrimônio declarado e as ascensão daqueles que exercem o poder, São Paulo: PubliFOLHA, 2006.

SOARES, Márcia Miranda y LOURENÇO, Luiz Cláudio. A representação política dos Estados na federação brasileira: algumas notas crítica, En 3° Encontro da ABCP, Niterói, 2002.

WEBER, Max. Parlamento e governo na Alemanha reordenada: crítica política do funcionalismo e da natureza dos partidos. Vozes, Rio de Janeiro, 1993.

Una primera versión de este artículo fue presentada en el 31° Encontro Anual da Associação Nacional de Pós-Graduação e Pesquisa em Ciências Sociais (ANPOCS), entre los días 22 y 26 de outubro de 2007, en Caxambu, Minas Gerais, Brasil.

Doctor en Ciencias Sociales por la Universidade Federal de São Carlos (UFSCar). Fue profesor e investigador en la Fundação Universidade do Tocantins (UNITINS) y actualmente está sin filiación institucional. Dirección eletrónica: ribertialmeida@yahoo.com.br.

Riberti de Almeida Felisbino é doctor en Ciencias Sociales por la Universidade Federal de São Carlos (UFSCar). Fue profesor e investigador en la Fundação Universidade do Tocantins (UNITINS) y actualmente está sin filiación institucional. Dirección eletrónica: ribertialmeida@yahoo.com.br.

Post Author: partes